El Gobierno quiere anclar las paritarias 2019 en 23%

El Gobierno quiere anclar las paritarias 2019 en 23%Es la inflación proyectada para el año que viene. Incluirían alguna cláusula de revisión.

0002591522

El Gobierno nacional ya tiene una idea sobre cuánto le gustaría que suban los salarios en 2019: es el 23%, una cifra que es igual a la inflación proyectada para todo el año próximo, reflejada en el Presupuesto.

Si el incremento de los precios marchara como los planeó el equipo del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y los sindicatos ajustaran sus negociaciones paritarias a esa pauta ideal, en el mejor de los casos, los salarios no perderían poder de compra en 2019, publica Ámbito. Pero aun así, en ese hipotético escenario, si se miran los cuatro años de la gestión de Cambiemos, el sueldo habrá perdido entre 10 y 15 puntos, según estimaciones privadas.

 

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, anticipó cómo espera que llegue el primer trimestre del año que viene en materia laboral, en un brindis de fin de año con periodistas, junto a Dujovne y el titular de Transporte, Guillermo Dietrich. “Ya hay sindicatos que comenzaron a negociar una pauta del 23% en 2019”, anticipó el funcionario. Se trata de no más de cuatro negociaciones, todavía muy pocas si se tiene en cuenta que las cámaras que integran una sola entidad empresaria como lo es la Unión Industrial Argentina (UIA) tiene que atender unas 800 discusiones salariales al año.

 

Sica señaló que “lo ideal para el futuro es que todos los sectores laborales negocien salarios en el primer semestre, porque eso mejorará las expectativas y desalentará la conflictividad laboral. La denominada “temporada alta” de paritarias va entre marzo y junio. Pero eso tiene una explicación. Ningún sindicato aceptaría discutir salarios en período de vacaciones, entre enero y febrero.

 

El ministro aseguró que “no se están registrando despidos masivos en la economía”, e indicó que “solo algunas empresas están avisando” a su cartera algunas cesantías muy puntuales. También indicó que en las grandes empresas “están buscando un piso de la demanda, por lo que han decidido abrir procesos de suspensiones y no de despidos masivos, hasta que la economía repunte”. También consideró que no se han registrado incremento de pedidos de Procedimientos Preventivos de Crisis por parte de empresas “más allá de los normales”.

 

Para el Gobierno, según indicó el funcionario, se mantendrá el esquema de negociación de este año. Se buscará un número, al menos un par de cuotas, y se fijará una fecha para revisar la marcha de la inflación, para ver si se tiene que llevar a cabo un ajuste.

 

Lo que está claro es que si el Gobierno aspira a una inflación del 23% en el segundo semestre de 2019 el avance de los precios se deberá desacelerar violentamente, señala Ámbito.

 

En otro aspecto, Sica anticipó que en los próximos días la AFIP tendrá listo el sistema digital que permitirá el funcionamiento de las Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes y se publicará el cronograma de sectores por el cual se va a comenzar a aplicar a partir del año próximo. Se iniciaría por la cadena de valor del sector automotriz. El funcionario indicó que el sector del supermercadismo es el que más reparos ha puesto al nuevo instrumento.

YPF baja las naftas a partir de este lunes, pero aumenta el gasoil

YPF dispuso una rebaja de entre 1 y 1,5% en los precios de las naftas, aunque como contrapartida el gasoil, en sus dos versiones, subió un 3% en promedio.

o_1543803979

YPF se sumó a la baja de los combustibles y a partir de este lunes dispuso una rebaja de entre 1 y 1,5% en el precio de las naftas, aunque como contrapartida el gasoil, en sus dos versiones, subió un 3% en promedio.

 

El mes pasado Shell y Axion habían bajado sus precios, pero en el último aumento los habían subido más que YPF y luego retrajeron una parte.

En Buenos Aires

De acuerdo con el nuevo esquema de precios, la nafta súper de YPF, que hasta hoy costaba $37,59 en la Capital Federal, pasó a $37,21 (lo que implica una baja del 1%), mientras que la Infinia (la marca premium de la empresa) bajó de $44,01 a $43,35 (-1,5%). Por otra parte, el gasoil Diesel 500 saltó de $33,76 a $34,84 y el Infinia Diesel, de $39,67 a $ 40,86.

 

Detrás de estos movimientos inéditos -al menos para el mercado local- hay factores locales e internacionales. El más importante es lo que pasó con el barril de crudo a nivel mundial. En los últimos tres meses, el petróleo Brent -que es el que se toma como principal referencia en el país- tuvo una baja superior al 30%, hasta rozar los 60 dólares.

Factor dólar

A nivel local también ayudó la evolución del dólar. Las petroleras habían dispuesto en los últimos meses fuertes aumentos a partir de la corrida cambiaria que disparó la cotización del dólar por arriba de los 40 pesos, aunque en los últimos días la divisa norteamericana tuvo un retroceso del 3%.

 

En el sector confían en que en la medida en que se mantenga la pax cambiaria y se profundice la baja en la cotización del petróleo no habría nuevos aumentos e incluso se podría registrar alguna baja adicional en los surtidores locales, publicó La Nación.

Pero la tendencia a la baja se podría ver contrarrestada por los cambios impositivos y el incremento en el impuesto a la transferencia de combustibles (ITC), que entró en vigor a partir de este mes.