La increíble y conmovedora historia del gol del Tata Brown en la final de México 1986

Los amantes del mundo del fútbol recordaron el gol que el exjugador había realizado en la final ante los alemanes. El mismo fue realizado bajo duras condiciones. Su historia, contada en primera persona, conmueve.

n_1565662513
La muerte de José Luis Tata Brown a los 62 años causó una fuerte conmoción en el mundo del fútbol, dado que el exjugador era recordado por el impresionante gol que hizo en el Mundial de México 1986 y que permitió el triunfo de la Selección Argentina.

Luego de lucha contra el Alzheimer, el Tata Brown murió este lunes por la noche en una clínica de La Plata. Por tal motivo, muchos de sus seguidores trajeron al recuerdo un video donde él mismo daba testimonio de cómo había realizado el gol que marcó la historia del fútbol argentino.
“A los 18 años jugaba en primera división, me rompí los meniscos y ligamentos cruzados. Se me inflamaba la rodilla, se me juntaba liquido, me sacaban líquido con sangre y en esas condiciones llegué al mundial”, sostuvo el Tata Brown.
En cuanto al momento del gol, el exjugador indicó que “hubo un problema de salud con Pasarella y de buenas a primeras me encontré con que desde el primer partido tenía que jugar de titular. Era una posibilidad que la había soñado de por vida”.

“Se me metió Diego adelante y Burruchaga le pega bien fuerte. cuando empiezo a tomar carrera, yo lo miro a Schumacher y digo ‘no llega’. Voy corriendo, lo empujo a Diego y le meto el frentazo.
cuando le meto el frentazo no miro más la pelota y salgo a festejar el gol”, recordó de manera alegre y con brillos en sus ojos.

Y siguió su relato indicando que Diego “viene me choca y me pega en la articulación, tenía toda esta zona de los bíceps y articulación con un dolor insoportable. Lo miro al doctor y le digo que ni se me ocurra sacarme”.

Por tal motivo, resaltó: “me mordí la camiseta, puse el dedo adentro y seguí jugando así. Pasé por un millón de cosas difíciles ¿y qué? ¿iba a dejar de jugar una final de Mundo por un golpe en el hombro? Ni loco”. Es así, que al recordar el gol, el Tata Brown sostenía: “No te das una idea el orgullo que siento haber hecho un gol en una final del Mundo para mi país”.

Comentarios