Un selfie tomado instantes antes de un crimen resuelve una investigación policial

La víctima y su asesina posaron juntas en una fotografía momentos antes de que sucedieran los hechos619123-620-282

Una joven canadiense de 21 años ha sido condenada a siete años de prisión por haber matado a su amiga Brittney Gargol, de 18 años, después de encontrar el arma del crimen en una fotografía en la que aparecían juntas horas antes del asesinato.  El cadáver de la chica apareció cerca de una carretera de Saskatchewan (Canadá) hace dos años, tiempo durante el cual continuó la investigación de los hechos. Finalmente, la autora del crimen confesó que aquella noche de marzo de 2015 ambas tuvieron una discusión cuando se encontraban bebidas. La condenada, Cheyenne Rose Antoine, admitió que estranguló a su amiga y se declaró culpable, según recoge RT en su web. “Nunca me lo perdonaré, nada de lo que diga o haga la traerá de vuelta. Lo siento muchísimo. No debería haber sucedido”, declaró a través de su abogado.

Antoine explicó que estranguló a la joven de 18 años hasta su muerte pero aseguró no recordar cómo lo hizo. Ahora, dos años después, un selfie subido a la red social Facebook instantes antes del crimen ha resultado una prueba clave en la investigación. En la fotografía se podía ver que la sospechosa llevaba puesto un cinturón, el arma con la que cometió el asesinato. Fuente 20minutos

 

Comentarios