Un ritual de magia negra causó conmoción en Entre Ríos

Una mujer publicó en las redes sociale lo ocurrido. El enigmático mensaje tendría por propósito afectar a una familiar embarazada0002082896

La ciudad de Rosario del Tala está convulsionada por una información que brindó una vecina hace un par de días a través de las redes sociales. La mujer hizo saber que alguien le dejó réplicas de ataúdes con cuerpos en vela pinchados con numerosos alfileres.

 Si bien aclaró que no hizo denuncia policial o judicial, la población apoyó a la mujer que dejó entrever que el claro mensaje de magia negra estaba dirigido -aparentemente- a su nuera que se encuentra embarazada.La hipótesis de la afectada se basa en que unas de las figuras dejadas en las réplicas de ataúdes, es de un pequeño bebé. En la imagen puede apreciarse que se trata de dos ataúdes, con la figura de dos cuerpos hechos en vela y pinchados con numerosas alfileres, lo que se trataría de magia negra.

Gran susto

A través de su cuenta de Facebook, dio a conocer lo sucedido y opinó: “Esto apareció en mi casa, no sé mucho pero puedo llegar a saber quién lo hizo. Digo yo, ¿no piensan que tienen hijos y que todo lo malo que hacen les vuelve? A mí no me afecta gracias a Dios. Ahora me doy cuenta que nada les va a ir bien en la vida por lo que hace”, dando cuenta a la vez de tener certezas sobre el autor/a del episodio. Luego señaló: “Dios, yo creo fielmente en vos y no me mueve un pelo. Ojalá te vuelva con mayor intensidad, lástima que siempre pagan inocentes”.

La mujer dijo que consultó a algunos vecinos sobre el tema. “Me dijeron que es magia negra y significa muerte. Suponemos que es para mí y para mi nuera que está embarazada, porque el que está al lado todo pinchado, pareciera ser el bebé que está esperando, se supone. Creo saber quién puede ser, pero no hice la denuncia”.

El periodista Mario Cabral informó que él estuvo con la mujer. “El hecho ocurrió el sábado y al encontrarla me contó lo sucedido. Le sugerí algunas cuestiones, pero ella me dijo que no quería hacer denuncia, aunque sí aceptaba que se difundiera el hecho”.

“No es fácil para nadie salir a la puerta de la casa y encontrar dos ataúdes de cera con cuerpos del mismo material lleno de alfileres”, reseñó Cabral.

Fuente: El Entre Ríos

Comentarios