Tiene nuevo hogar la nena de 13 años por la que se hizo una cruzada nacional

Luego del proceso de vinculación, la jueza a cargo del caso resolvió otorgarle la guarda preadoptiva a una mujer soltera de 41 años y residente en Funes. En total hubo 145 inscriptos, conmovidos por el caso que alcanzó amplia difusión.o_1509131900

A cuatro meses de la convocatoria pública realizada por el gobierno de la provincia de Santa Fe para buscarle una familia a una niña de 13 años, la jueza a cargo del caso resolvió otorgarle la guarda preadoptiva a una mujer soltera, de 41 años, que se había inscripto en la convocatoria y que realizó el proceso de vinculación con la niña durante este tiempo. La adolescente ya está viviendo en su nuevo hogar, en la localidad de Funes.

“Estamos inmensamente felices con este resultado porque no teníamos la certeza de cómo iba a salir la primera experiencia de convocatoria pública impulsada por la provincia de Santa Fe, de alcance nacional”, destacó el secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza.

Además, se mostró muy conforme porque “en tan poco tiempo, la niña haya podido encontrar un hogar donde poder dar y recibir amor. Este caso nos enorgullece por el trabajo realizado y nos da más fuerzas para continuar esforzándonos día a día por buscar un mundo mejor para los niños, niñas y adolescentes”.

Figueroa Escauriza resaltó que “el interés manifestado en la masividad de la convocatoria, no solamente en la provincia de Santa Fe sino en todo el país, demostró que hay muchas personas que desean adoptar adolescentes y faltaba que el Estado ponga en escena que existen muchos niños y niñas esperando encontrar un hogar”.

El secretario santafesino subrayó que el trabajo realizado no se agotó en la convocatoria pública, ya que se contactaron los 145 inscriptos en la provincia de Santa Fe y se les ofreció inscribirse formalmente en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) de la provincia: “Luego de la convocatoria, 27 aspirantes se inscribieron y 16 lo hicieron con disponibilidad amplia, es decir, para adoptar chicos que han pasado la primera infancia”.

“La niña nos pidió que esta vez sí le encontremos una familia ya que hacía más de cuatro años que estaba institucionalizada. Como Estado provincial llegamos hasta la última instancia para encontrarle un hogar”, recordó.

Comentarios