Terraplén de La Calera: principio de acuerdo por obras hidráulicas en el río Gualeguay

Luego de un año de gestión del conflicto, el Concejo de Aguas (CORUFA) y la Dirección de Hidráulica acordaron con la familia Pou realizar la obra de apertura del cauce más importante que había cegado el dique, descomprimiendo y generando certezas a un importante grupo de productores afectados.

El coordinador de Corufa, Eduardo Asueta, informó que “sin dudas se trata de la solución de una parte importante del conflicto, pero aún resta proveerle una solución al grupo minoritario de vecinos que están del lado oeste del dique”. El conflicto por el dique de Pou tiene más de 30 años de duración y constituyó un famoso y negativo antecedente hídrico para toda la provincia.

Asueta afirmó que “revertir y solucionar este conflicto a los pies del río Gualeguay es trascendente para promover el ordenamiento hídrico de la provincia, y especialmente del Delta Entrerriano. Hoy hemos dado un paso importante al lograr el compromiso de apertura del dique para permitir que el arroyo Viraguay vuelva a su cauce natural, lo cual va a descomprimir la situación de inundabilidad de miles de hectáreas que afecta a la mayoría de los vecinos del dique. El acuerdo obviamente supone la renuncia de la familia Pou a cegar dicho cauce. Se trata de una inversión de alrededor de 5.000.000 pesos que debe estar concluida en 120 días. A su vez también se acordó la navegabilidad del arroyo, y establecer una servidumbre sobre el lomo del terraplén que es importante para los vecinos dado que permite resolver problemas logísticos en situaciones de crecidas”.

Por su parte, Carlos Víctor, director General de Hidráulica, afirmó que “este acuerdo supone un gran avance, vamos a acompañar controlando la ejecución de la obra comprometida y también vamos a acompañar a la familia Pou y a los vecinos en una solución técnica para mitigar los efectos del dique sobre el lado oeste del terraplén. Contamos con una propuesta técnica para dicha obra, pero la misma es preciso mejorarla para que satisfaga el interés de los vecinos, porque el cierre final de este conflicto lo queremos lograr mediante consenso. Han sido muchos años de heridas profundas que deben sanarse mediante el consenso. Esperamos prontamente resolver estas cuestiones técnicas para formalizar el acuerdo integral por esta obra por parte de todos los vecinos de cuenca”.

El conflicto por el dique de Pou constituyó un antecedente que deslegitimo toda intervención de la Provincia en materia hídrica, y en especial en el Delta, acentuando la ausencia estatal al punto que la mayoría de las obras hídricas del Delta no cuenten con la debida autorización prevista por la Ley 9.172, en tanto existe una situación de colapso hídrico en varios puntos de los departamentos deltaicos.

terraplen de la calera

 

Comentarios