Revelan pormenores de la caída de avioneta que costó la vida a cinco amigos

Habían alquilado una cabaña para pasar el fin de semana en Mendoza. El viaje de regreso terminó en tragedia. Los cinco tripulantes murieron cuando la aeronave en la que viajaban se entre las provincias de La Pampa y Buenos Aires. Eran cinco amigos de San Vicente. o_1523258976

Habían alquilado una cabaña para pasar el fin de semana en Mendoza. El viernes dejaron la avioneta en un aeroclub de San Rafael y volvieron a abordarla este domingo. El viaje de regreso terminó en tragedia. Los cinco tripulantes -todos hombres, de entre 36 y 41 años- murieron cuando la aeronave en la que viajaban se estrelló en una zona rural ubicada entre las provincias de La Pampa y Buenos Aires. Por la violencia del impacto, no hubo sobrevivientes.

El accidente fue reportado cerca de las 15 del domingo por la Junta de Investigación de Avión Civil. El organismo informó la caída de un avión PA 34 Piper Seneca (matrícula LV-GZK) en la zona rural ubicada unos 15 kilómetros al este de Quemú-Quemú, y en cercanías del Meridiano V, el límite con provincia de Buenos Aires.

Fuentes del caso informaron que la avioneta había salido de San Rafael, en Mendoza, y se dirigía hacia Tandil, un trayecto de 880 kilómetros.

Los 5 ocupantes murieron en el acto. Por los registros del aeropuerto de San Rafael, se pudo determinar la identidad de las víctimas. El piloto era Enrique Cantó y los cuatro pasajeros, Pedro Siches, Mauricio Balbi, Juan Otegui y Mariano Guyot.

Los cinco son de San Vicente (provincia de Buenos Aires), pero viajaban a Tandil porque en esa ciudad está la cantera propiedad de la familia de Cantó. Guyot se dedicaba a la venta de cereales; Otegui, a una empresa de transporte; Siches trabajaba en el área de sistemas; y Balbi se desempeñaba en el rubro de la carne.

El siniestro fue detectado por el servicio de Búsqueda y salvamento de EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea, que depende del Ministerio de Transporte) a las 12.05, por la activación de una baliza ELT.

Estos dispositivos chequean los movimientos y parámetros aéreos para informar de manera automática los desperfectos en los aviones en vuelo. Según trascendió, los problemas se habría dado cuando el Piper volaba a velocidad crucero. Fue hallada en las inmediaciones de Quemú Quemú (a unos 120 kilómetros de Santa Rosa) a las 14.10 por efectivos de la Policía pampeana que participaron del operativo.

Pamela Suárez, presidenta de la JIACC confirmó que “los cinco ocupantes están muertos”. Y detalló: “Es en una zona rural, de difícil acceso. Era un vuelo que estaba yendo crucero desde el aeropuerto de San Rafael a Tandil y hasta ahora no tenemos información de las causas. Es parte de la investigación”.

Respecto del Piper, dijo que es “un avión bimotor, es una buena avioneta”.

Comentarios