Menos impuestos a electrónicos: De cuánto sería la baja inmediata de precios.

El Gobierno decretó una rebaja de los gravámenes internos para evitar que se frenen las ventas de celulares, televisores LCD, microondas y equipos de aire acondicionado.o_1468448747

 

Estimó que habrá una baja de precios inmediata. Con el objetivo de evitar que se frenen las ventas de celulares, televisores LCD, microondas y equipos de aire acondicionado hasta que bajen los precios, algo que ya ocurrió cuando se anunció la implementación de las bajas de aranceles a las importaciones de notebooks y tablets, el Gobierno adelantó por decreto parte de la letra de la reforma tributaria que comenzará a negociarse en estos días en el Congreso.

Con la publicación, ayer, del decreto 979/17, anticipó la baja gradual del impuesto interno para los productos electrónicos que se venden en el continente (nacionales e importados) y la eliminación del gravamen para los fabricados en Tierra del Fuego. Con esa medida, tanto en el Ministerio de Producción como en las empresas fabricantes de la isla prevén bajas de precios al consumidor desde fines de año. En Producción estiman que la rebaja deberá ser de un 8% en lo inmediato y de 20,5% cuando el impuesto interno desaparezca, en 2023. Entre los empresarios fueron más cautelosos y estimaron que todavía no pueden establecer ni cuánto ni cuándo bajarán los precios. Eso dependerá del stock, la inflación y la estacionalidad, estimaron.

La decisión tomada por el Gobierno y plasmada ayer en el Boletín Oficial no proviene sólo de un reclamo del sector de la electrónica o de los electrodomésticos. Las automotrices también vienen pidiendo al Ejecutivo el adelantamiento de la eliminación de la base inferior del impuesto, que grava con una alícuota del 10% los vehículos de gama media (versiones full). Producción no descarta tomar la decisión. En el sector ya se ilusionaron tras la medida de ayer. Igualmente, todo se resolverá antes de fin de año, cuando vence la última prórroga.

“Creemos que en lo inmediato los precios deberían bajar un 8%”, dijeron fuentes oficiales , y estimaron que luego de cumplido el plazo de reducción gradual del gravamen, en 2023, los precios deberían bajar un 20,5%. En el Gobierno ratificaron que la decisión responde a no generar ruidos en las ventas y que esto era parte de lo acordado en la reforma tributaria.

Comentarios