La misteriosa sanadora mapuche que decide las tierras que deben ser ocupadas

Se trata de una especie de chamán para la comunidad. Desde hacía 100 años no había una machi de este lado de la cordillera.tambor-kultrun-3

La machi, de 19 años, recorrió el territorio del Parque Nacional Nahuel Huapi y, al llegar a la región del Lago Mascardi, lo señaló como el sitio elegido para su asentamiento. Entonces sus lamien -así llaman los mapuche a los suyos- recuperaron los terrenos y los declararon territorio ancestral mapuche.

Allí permanecieron hasta que la justicia ordenó el desalojó, que culminó con la muerte del mapuche Rafael Nahuel, de 22 años, y tres heridos con bala de plomo. La machi es prima del fallecido Rafael Nahuel y es miembro de la familia Colhuán Nahuel.

En la cultura mapuche, las machi cumplen un rol religioso muy potente, se dedican a la sanación física, espiritual y también del entorno natural en donde viven, en coherencia con la cosmovisión holística que profesa esta comunidad indígena.

La machi es considerada el vínculo principal entre el mundo sobrenatural de espíritus y deidades y el mundo real y humano. Es en ese marco que desarrolla sus aptitudes espirituales para la curación, que realiza mediante el uso de hierbas medicinales. También tiene como misión orientar a la comunidad en el sentido moral y posee virtudes adivinatorias.

Comparte características con otras comunidades que poseen miembros denominados “chamanes”. La machi toca el kultrún, tradicional tambor mapuche, y realiza cantos rítmicos que armonizan el mundo de lo divino y lo humano. “Hace más de 100 años que no había una machi en este lado de la cordillera”, explicó Soraya Maicoño, vocera mapuche, desde Bariloche.

Por eso, para la comunidad es muy relevante que el sitio indicado por la machi para poder desarrollar sus capacidades espirituales sea el mismo que ella indicó. “Es parte de la familia Colhuán Nahuel, una de las familias ancestrales de la zona -explica Maicoño-. Hay ciertos aspectos de nuestra cultura que los occidentales no comprenden, pero ella desde muy pequeña adquirió la posibilidad de desarrollarse como machi y por eso es muy importante para nosotros. Del otro de la cordillera hay muchas machi, acá no había una desde hace más de 100 años”.

La machi pertenece a la comunidad Lafken Wilkun Mapu, que se encuentra en negociaciones con el juez para que les permita tener una porción de territorio donde instalarse.

Mientras tanto, en Bariloche, se preparaban para el entierro, según los usos mapuche, de Rafael Nahuel. “Hubiéramos querido enterrarlo en el territorio, pero temíamos que el Gobierno montara una provocación y por eso lo vamos a enterrar en el cementerio municipal de Bariloche”, explicó Maicoño.

 

 

Comentarios