El submarino ARA San Juan había reportado averías antes de desaparecer

El submarino ARA San Juan reportó una avería en las baterías antes de desaparecer. La información fue confirmada en Mar del Plata por el capitán de navío Gabriel Galeazzi. La Armada confirmó oficialmente que el submarino ARA San Juan había comunicado a la base naval “una avería” en las baterías. La información fue difundida por el capitán de navío Gabriel Galeazzi, vocero de la fuerza en Mar del Plata.

“El día miércoles se informó este principio de avería, por eso se cambió la derrota (la ruta del buque) y se lo pone rumbo a Mar del Plata”, informó Galeazzi.

El inconveniente técnico estaba vinculado con problema en los circuitos de las baterías que posee el ARA San Juan, las cuales habían sido renovadas en su totalidad en 2014, cuando la unidad fue reparada por el Ministerio de Defensa.

Las baterías son indispensables para la propulsión del submarino en profundidad, no así para que la nave emerja. Las mismas se recargan en superficie, a través de un generador que es impulsado especialmente por el motor del buque. Un cortocircuito en las baterías puede provocar un incendio, cuya magnitud depende de distintas circunstancias.

El dato de la “avería” no se había informado oficialmente hasta hoy. Sí existía una versión de que el hermano de un tripulante había recibido una notificación del problema en un contacto que mantuvo la semana pasada.

El sábado Infobae reveló un informe interno de inteligencia en el que se indicaba que el submarino había reportado “un incendio en tanque baterías proa, controlado y continuó navegando con el tanque baterías popa”.

Galeazzi intentó bajarle el tono a la información al asegurar que son habituales este tipo de inconvenientes en alta mar. “Apenas tuvimos esta información se desplegaron todos los medios hacia allá. Un submarino es una embarcación que tiene control desde tierra. Es normal que haya averías, todo buque las tiene y se informan en cada momento”, detalló.

Luego de comunicar el problema con las baterías, el capitán del ARA San Juan volvió a contactarse con la base naval para informar que había cambiado el rumbo hacia Mar del Plata y que los 44 tripulantes estaban en perfecto estado. Desde ese día no hubo más contactos.

Ante la magnitud que tomó la noticia sobre la avería, el vocero de la Armada, Enrique Balbi, aclaró que no hay que vincular necesariamente este inconveniente a la desaparición de la nave. Dijo además que no hubo un cambio de rumbo porque la “Ciudad Feliz” fue siempre el puerto de destino para la embarcación. Sus dichos se contraponen a lo que declaró Galeazzi en una primera instancia.

“Ese principio de avería eléctrica fue debidamente subsanada y el ARA San Juan siguió navegando rumbo a Mar del Plata, pudiéndose contactar con la base naval desde inmersión por telefonía satelital”, precisó.

Este no fue el primer cortocircuito en la comunicación oficial sobre lo que sucede con el submarino ARA San Juan. El sábado el Ministerio de Defensa informó que se habían intentado realizar siete llamadas satelitales desde el buque perdido, dato que hoy fue desmentido.

not_903797_17_081740_m

Comentarios